Tiempo de soledad

fortaleced-las-rodillas-vacilantesTenemos una capacidad gigante para intentar cambiar a los demás, al otro, al que está enfrente. Por otra parte, tenemos una ingente inventiva para justificar lo que no queremos cambiar de nosotros mismos. Jesús decía: “Saca primero la viga de tu ojo, para luego poder sacar la paja del ojo ajeno”.

Empezamos, con cierta frecuencia, el edificio de nuestra evolución existencial por el tejado. Es decir, por los demás, cuando la base de la construcción, somos nosotros mismos.

Y eso se consigue con, tiempo de soledad.

Me siento solo-a. Es uno de los mensajes más oídos. La soledad o el sentirse solo, no es lo mismo.

Sentirse solo no es real. Nadie debería sentirse así, porque no lo está. Siempre hay alguien a nuestro lado. Dios nos creó seres relacionales, por eso cuando no lo somos enfermamos. Cuando este “sentirse solo-a” es permanente se convierte en una enfermedad emocional.

La soledad es bien distinta. Es un lugar buscado, necesario para el desarrollo de la persona humana. Son momentos en los entras en tu interior y te encuentras con la persona más importante de tu vida, contigo mismo. Es un lugar sagrado en el adviertes que no estás solo. Tienes a tu lado alguien,  a Alguien.

Unamuno decía, “Solo la soledad derrite esa espesa capa de pudor que nos aísla los unos de los otros; solo en la soledad nos encontramos y al encontrarnos, encontramos en nosotros a todos nuestros hermanos en soledad. Créeme que la soledad nos une tanto, cuanto la sociedad nos separa”.

Y más adelante seguía: “En la soledad, y solo en la soledad, puedes conocerte a ti mismo como prójimo, y mientras no te conozcas a ti mismo como prójimo, no podrás llegar a ver en tus prójimos, otros “yos”. Si quieres aprender a amar a los otros, recógete en ti mismo”.

No dejes de tener citas frecuentes con la soledad. Espacio relacional con lo profundo de tu ser, en el que creces, analizas, oras, reflexionas, te encuentras…, tiempo de soledad.

Gumersindo Meiriño Fernández

Escuchalo en voz del autor haciendo clic aquíclic-aqui

Anuncios

Acerca de gumersindomeirino

Dr. en teología. Disertante. Escritor.
Esta entrada fue publicada en Vivencias y anécdotas y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s