Halloween, de viaje a la Casa de los espíritus

foto Esteban Verellén

foto Esteban Verellén

No sé qué le pasa a mi esposa lleva unos días que está muy rara, con “un humor de perros”, enojada con todo el mundo. Si normalmente es un poco quisquillosa, es que estos días está verdaderamente insoportable.

Papá─ le responde una de las hijas que debe tener alrededor de veinte años─ es por la abuela, llega el día de los difuntos se acuerda de ella y se deprime. Pero lo que no entiendo es por qué lo tenemos que pagar todos los de la casa su malhumor y su estado depresivo.

El día de los difuntos no pasa desapercibido a nadie, sean cuales sean sus creencias, sean cual sea su cultura, sea cual sea el tiempo que haya nacido. Occidente ha tomado muchas costumbres que existían antes del nacimiento de Cristo y les ha dado su interpretación. La época consumista del siglo XXI le ha añadido un ingrediente más, con una palabra en inglés, Halloween, cuyo significado es, vísperas de todos los santos.

Y a mí me parece bien este añadido postmoderno porque le quita un poco de majestuosidad a la fecha, le da un toque de humor y prepara a los humanos para algo tan real como es que somos espíritus en un cuerpo disfrutando de un paseo por el planeta tierra pero con un inmenso deseo escondido en el corazón: regresar a la casa de los espíritus, su verdadero hogar.

Son días en los que nos acercamos a esa casa, la de los “espíritus”. Ellos también lo hacen a los seres queridos de la tierra. Ya no vivimos en la misma “ciudad”, por eso de ambas partes aprovechamos este momento para hacernos una pequeña visita. Los espíritus amigos habitan “lejos”, en otras dimensiones y al mismo tiempo “cerca”, en el corazón de los que les siguen teniendo cariño. Estos días se da un acercamiento “temporal,”, profundo y sincero, hasta que nos volvamos a encontrar por “esos mundos de Dios”. Luego cada cual sigue en sus labores y quehaceres cotidianos. Así es la vida y así es la muerte, un distanciamiento temporal.

Cada año, por estas fiestas, nos enfrentamos a la realidad de la temporalidad en el planeta tierra. No hay que ponerse tensos, nerviosos o tristes. Eso es negar la realidad. Son momentos para agradecer, compartir, recordar lo bello y lindo de la vida, orar…, y a seguir, en el camino con la alegría de sentirse vivos y en marcha hacia el mismo destino, vuelvo a repetir, a la Casa de los Espíritus.

La víspera de todos los santos”, Halloween es una filosofía de vida, una forma de encarar esa realidad palpable.

El diálogo sigue, la hija de veintitantos años retoma la palabra: ─No es para tanto; si tanto le quería a la abuela porque no hace una oración por ella y deja de lamentarse. Por lo menos que con su tristeza y queja no nos amargue la vida a nosotros. Además yo me voy a disfrazar y salir esta noche, que no me agüe la fiesta.

Halloween y de Difuntos son celebraciones distintas con perspectivas diversas de una realidad, que vamos de viaje a la Casa de los espíritus

Para escucharlo en voz del autor haga clik aquí.

Gumersindo Meiriño Fernández

Anuncios

Acerca de gumersindomeirino

Dr. en teología. Disertante. Escritor.
Esta entrada fue publicada en Artículos de teología y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Halloween, de viaje a la Casa de los espíritus

  1. Lucio dijo:

    Mi sembra riflessioni semplici e profonde, grazie per l’aiuto così tanto e così tanti. . grazie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s