Novena a San Benito abad. Día 5 Alabad el nombre del Señor

DÍA QUINTO: El escogió a Jacob

Salmo 135-134

Alabad el nombre del Señor.

ORACIÓN INICIAL PARA TODOS LOS DÍAS

San Benito, que durante siglos has sido el protector e intercesor de millones de personas de todas las épocas. Protege de un modo especial a cuantos acudimos a hablar contigo durante estos días.  Protege a los enfermos, a los inocentes, a los niños, a los necesitados, a los que no tienen trabajo, a todos los que necesitan ayuda.

Aparta de nosotros todo mal, toda maldición, toda enfermedad, toda persona que nos perturbe y nos quiera hacer daño.

Danos el aliento para caminar siempre como hijos de la luz en este mundo y siempre. Amén

Te pedimos especial mente en esta novena…. (pídase)

Reza a continuación este salmo:

 

¡Aleluya!¡Alaben el Nombre del Señor, alábenlo, siervos del Señor, los que están en la casa del Señor, en los atrios de la casa de nuestro Dios! R. Alabad el nombre del Señor.

 

Alaben al Señor, que el Señor es bueno, canten en su honor, porque es amable. Porque el Señor eligió a Jacob, a Israel como su propiedad. Bien sé que el Señor es grande, nuestro Dueño más que todos los dioses. R. Alabad el nombre del Señor.

El Señor hace cuanto quiere en el cielo y en la tierra, en los mares y en los abismos. Levanta las nubes en el confín de la tierra, con relámpagos desata la lluvia, suelta los vientos de sus silos. R. Alabad el nombre del Señor.

Hirió a los primogénitos de Egipto, hombres y animales. Envió señales y prodigios en medio de ti, Egipto, contra el Faraón y sus ministros. Hirió a pueblos numerosos, mató a reyes poderosos: incluso a Sijón, rey amorreo, también a Og, rey de Basán y aún a todos los reyes de Canaán. R. Alabad el nombre del Señor.

 

Y entregó su tierra en heredad, en heredad a Israel, su pueblo. Señor, tu renombre es eterno, Señor, tu recuerdo por generaciones.El Señor hace justicia a su pueblo y se compadece de sus siervos. R. Alabad el nombre del Señor.

Los ídolos de los gentiles son plata y oro, hechura de manos humanas: tienen boca y no hablan, tienen ojos y no ven, tienen oídos y no oyen, ni siquiera hay aliento en su boca.¡Sean como ellos sus fabricantes, los que confían en ellos! R. Alabad el nombre del Señor.

 

Casa de Israel, bendice al Señor, casa de Aarón, bendice al Señor, casa de Leví, bendice al Señor, fieles del Señor, bendigan al Señor. ¡Bendito sea el Señor en Sión, el morador de Jerusalén!  ¡Aleluya! R. Alabad el nombre del Señor.

 

Reflexión:

Cuando el ser humano se encuentra con Dios se admira, se maravilla de El y parte de su trato es de Alabanza. Alabanza que no engrandece más a Dios,, porque no la necesita, sino que engrandece más al ser humano, que  descubre lo importante que es, porque es ELEGIDO Y QUERIDO por el mismo Dios. Que la alabanza esté siempre en tu boca y en tu corazón, como lo estuvo en el abad San Benito.

ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

¡San Benito, que con tu ejemplo abriste sendas nuevas a los seres humanos que habitan el planeta tierra, bendice cada una de nuestras pisadas para que sean de Luz!

Que todo lo que pedimos y deseamos en esta novena se cumpla de acuerdo a la voluntad de Dios. ¡Ora et Labora! Amén

Puedes decir ahora las siguientes oraciones:

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

¡Jesús, en ti confío!

¡Oh María, sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti!

Acerca de gumersindomeirino

Dr. en teología. Disertante. Escritor.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s