Novena a San Benito abad Día 4 ¡Voy a escuchar la voz del Señor!

DÍA CUARTO: ¡Voy a escuchar la voz del Señor!

Salmo 85-84

ORACIÓN INICIAL PARA TODOS LOS DÍAS

San Benito, que durante siglos has sido el protector e intercesor de millones de personas de todas las épocas. Protege de un modo especial a cuantos acudimos a hablar contigo durante estos días.  Protege a los enfermos, a los inocentes, a los niños, a los necesitados, a los que no tienen trabajo, a todos los que necesitan ayuda.

Aparta de nosotros todo mal, toda maldición, toda enfermedad, toda persona que nos perturbe y nos quiera hacer daño.

Danos el aliento para caminar siempre como hijos de la luz en este mundo y siempre. Amén

Te pedimos especial mente en esta novena…. (pídase)

Reza a continuación este salmo:

 

  1. ¡Voy a escuchar la voz del Señor!

Señor, has sido bueno con tu tierra, has cambiado la suerte de Jacob; has perdonado la culpa de tu pueblo, has cubierto todos sus pecados. R. ¡Voy a escuchar la voz del Señor!

Has reprimido tu enojo, has desistido del ardor de tu ira.Vuélvete a nosotros, Dios salvador nuestro, calma tu enojo con nosotros. R. ¡Voy a escuchar la voz del Señor!

¿Vas a estar siempre airado con nosotros, o prolongarás tu enojo por generaciones? ¿No vas a devolvernos la vida, para que tu pueblo te festeje? Demuéstranos, Señor, tu amor y danos tu salvación. R. ¡Voy a escuchar la voz del Señor!

Voy a escuchar lo que dice Dios: el Señor ha prometido bienestar a su pueblo, y a sus amigos, que confían nuevamente en él. La Salvación ya está cerca de sus fieles, y su Gloria habitará en nuestra tierra. R. ¡Voy a escuchar la voz del Señor!

El amor y la verdad se dan cita, la justicia y la paz se besan; la verdad brota de la tierra, la justicia se asoma desde el cielo. Con una orden el Señor nos dará la lluvia, y nuestra tierra nos dará su cosecha. R. ¡Voy a escuchar la voz del Señor!

La justicia caminará delante de él, la paz seguirá sus pasos. R. ¡Voy a escuchar la voz del Señor!

Reflexión:

Estos días de oración de novena, teniendo presente al abad San Benito, no hables solamente. Habla pero escucha. Es mucho más importante el escuchar la voz de Dios en tu corazón que te guía, que todo lo que puedas decirle a Dios, porque Él ya te conoce, ya sabe de tus necesidades. A partir de hoy, como san Benito, escucha con atención la voz de Dios en tu corazón.

ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

¡San Benito, que con tu ejemplo abriste sendas nuevas a los seres humanos que habitan el planeta tierra, bendice cada una de nuestras pisadas para que sean de Luz!

Que todo lo que pedimos y deseamos en esta novena se cumpla de acuerdo a la voluntad de Dios. ¡Ora et Labora! Amén

Puedes decir ahora las siguientes oraciones:

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

¡Jesús, en ti confío!

¡Oh María, sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti!

Anuncios

Acerca de gumersindomeirino

Dr. en teología. Disertante. Escritor.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s