La muerte de un ser querido – De la angustia a la Paz

La muerte de un ser querido

muerte.ser.querido.

— Margarita, Jesús te muestra cómo afectan las emociones, los apegos. Es normal sentir la angustia por la muerte física de una persona querida. A Jesús le dolió mucho la muerte de su primo Juan. Por eso, buscó la oración y el consuelo en el diálogo con el Padre. Lo mismo tenemos que hacer tú y yo. Con la oración y la meditación logramos entender que todos tenemos una misión en la vida. El dolor no puede impedir que la cumplamos. Las personas llegan a su fin de distintas formas, pero nadie viene a la tierra y se va sin llevar a cabo la misión que Dios le envió a aprender en la tierra.

La muerte de Juan Bautista nos enseña que él ya había realizado la suya (anunciar la llegada del Mesías y preparar sus caminos) y por eso regresó a la Casa del Padre. Éste es el destino de todo ser humano —también el tuyo—; cumplir una misión antes de ir al encuentro con el Padre, en el más allá.

En algún momento dejarás este mundo, lo importante es que sepas para qué viniste y para qué estás en él, antes de abandonarlo. Sino estás viviendo de balde, inútilmente, como lo hacen muchas personas hoy en día.

Del libro De la Angustia a la Paz, G. MEIRIÑO, Editorial De Oriente a Occidente, p. 32-33 ISBN 978-987-1621-11-8

Acerca de gumersindomeirino

Dr. en teología. Disertante. Escritor.
Esta entrada fue publicada en Artículos de teología y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s