La paz y el silencio de Montecassino, Italia

Blog Oficial de Gumersindo Meiriño Fernández

gumer.meirino.montecassinoDel silencio y Montecassino

Cuando llegamos  a Cassino, el tiempo se calmó, el reloj empezó a avanzar más lentamente. Antes de llegar a esta localidad, camino del sur de Italia, en las calles de Roma nos habíamos tropezado, cara a cara con miles de personas de múltiples países, luego saludamos a otro  número incontable en la estación de trenes y bus, llamada Termini.

En Cassino todo es más tranquilo. Lo primero que vi fue una fuente vetusta adorna por lindos líquenes verdes que la envolvían haciéndola mágica,  de cuento. Un poco antes, en una pequeña capilla, la imagen del Padre Pío observa y bendice a todos los que llegan en el tren. Muy amablemente el empleado nos facilita los horarios y el lugar en que pasan los autobuses que  suben a Montecassino. Toca esperar, por lo que nos sentamos, pacientes, al lado de una familia alemana, mientras los niños intentaban…

Ver la entrada original 364 palabras más

Acerca de gumersindomeirino

Dr. en teología. Disertante. Escritor.
Esta entrada fue publicada en Artículos de teología, Vivencias y anécdotas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s