SALMO 139, I (138, I). Tú me sondeas y conoces

mariposa.rioEs una mujer de mediana edad. Habla con desenfado y seguridad. Comenta:

— “Con él me siento muy segura, porque me conoce, sabe de mis gustos, de mis cualidades, de mis pequeños defectos…, si mi marido está al lado siento tranquilidad, no necesito disimular, actúo tal como soy, de forma auténtica…”

Y la señora tiene razón. Sentirse al lado de alguien que te conoce da seguridad, espontaneidad, autenticidad, sinceridad….

Dios te conoce hasta lo más interno, hasta lo más íntimo, Dios navega por tus pensamientos y deseos más íntimos…, ¿no te da eso seguridad?

Ante Dios no podemos simular, no podemos teorizar, disculpar, victimizar…, somos lo que somos y estamos como estamos, tal cual, como dice el refrán, “sin trampas, ni cartones”.

Siéntete seguro, acogido, amado…, no te escondas de Dios.

No te avergüences da nada porque Dios te ama, te ve, te sondea…, no te escondas de Dios.

Hasta el último pelo de tu cabeza está contado, ¿a qué o a quién vas a temer?

No escapes de Dios.

Acepta su compañía.

Dios te mira, te conoce, te sondea, te ama.

Gumersindo Meiriño

SALMO   139, I (138, I)
Tú me sondeas y conoces

 

.
  1Señor, tú me sondeas y me conoces;
2me conoces cuando me siento o me levanto,
de lejos penetras mis pensamientos;
3distingues mi camino y mi descanso,
todas mis sendas te son familiares. 
4No ha llegado la palabra a mi lengua,
y ya, Señor, te la sabes toda.
5Me estrechas detrás y delante,
me cubres con tu palma.
6Tanto saber me sobrepasa,
es sublime, y no lo abarco.

7¿Adónde iré lejos de tu aliento,
adónde escaparé de tu mirada?
8Si escalo el cielo, allí estás tú;
si me acuesto en el abismo, allí te encuentro;

9si vuelo hasta el margen de la aurora,
si emigro hasta el confín del mar,
10allí me alcanzará tu izquierda,
me agarrará tu derecha.

11Si digo: «Que al menos la tiniebla me encubra,
que la luz se haga noche en torno a mí»,
12ni la tiniebla es oscura para ti,
la noche es clara como el día.

Anuncios

Acerca de gumersindomeirino

Dr. en teología. Disertante. Escritor.
Esta entrada fue publicada en El misterio de los Salmos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a SALMO 139, I (138, I). Tú me sondeas y conoces

  1. MARIA dijo:

    GRACIAS DE NUEVO, JUSTO LAS PALABRAS QUE NECESITABA EN ESTE MOMENTO DE SUFRIMIENTO E INCERTIDUBRE, JUSTO CUANDO EL LOBO SE EMPEÑA EN ACABAR CON EL REBAÑO, GRACIAS.

  2. Alejandro Vaccari dijo:

    Muy bonita reflexin gracias. Invita a aceptarse y quererse como uno es, de hecho as ha de ser como nos ama Dios, tal y como somos.

    Voy a pasarte una frase que se me ocurri y de paso te envo unas fotos del camino recorrido con Mara del Carmen desde Valenca hasta Finisterre en mayo.

    Lo nico obvio en sta vida son nuestras torpezas.

    Obvio… y damos por sentado tantas cosas: lo que siento, lo que s, lo que entiendo incluso en temas tan ignotos como el de la muerte… y nada es obvio… la vida pasa a cada instante, y no da nada por sentado; puede haber una enorme armona y tambin puede haber un enorme colapso, eso ocurre en cada instante nuevo y diferente, no hay repeticiones ms all de nuestras reincidencias; tomar la vida con naturalidad y frescura implica estar abiertos, intentar ser humildes ante los errores propios, dispuestos a cada aventura sin dar nada por sentado, intentar andar sin expectativas ms all de la novedad permanente, de la aventura en si misma.

    Saludos

    Alejandro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s